fbpx

Tradición China

Medicina tradicional china

historia y actualidad de la MTC

El incierto origen de la medicina china, se sitúa hace aproximadamente 4 milenios, cuando en lugar de hablar de Medicina como tal, nos encontrábamos ante una especie de “práctica esotérica”, en la cual se utilizaban huesos de animales para preparar ungüentos, cataplasmas e incluso talismanes que eran usados para el tratamiento de diversas afecciones de la salud, provocadas todas ellas por “demonios”. Aunque dichas practicas y enfoques místicos quedan muy separados de lo que siglos más tarde sería conocida como una medicina imperial, la matriz de pensamiento e incluso algunas terminologías usadas, se acuñarían de forma posterior dentro del actual sistema médico chino, nombres como “puntos demoníacos” o “materias que asientan el Hun <alma etérica>” no pueden entenderse si quizá no miramos a dichas épocas. Siglos más tarde, en el periodo de los Reinos combatientes comienzan a tetarse los primeros datos sobre escritos médicos, uno de los más impo!antes y primitivo fue quizá el Shan Hai Jing ⼭山海海经, clásico de las montañas y los mares, donde a la par de citar cientos de ríos y montañas entremezclados con aspectos mitológicos, se describen algunas patologías dermatológicas, y traumatológicas con sus correspondientes tratamientos, pero fue sin lugar a dudas en algo más tarde en la misma época, periodo de Primavera Otoño 722 A.C. – 481 A.C. cuando la Medicina China comenzó realmente a ver la luz de una forma más estructurada con la edición del canon de medicina china Huang Di Nei Jing ⻩黄帝内经,el tratado de lo interno del emperador Amarillo, un texto que habla de las conversaciones que tenía el emperador con sus médicos y el cual, 2000 años después, continúa siendo la base teórica fundamental de la medicina china contemporánea. Por todo esto podemos decir que aunque existan datos tangibles de más de 4000 años que hablan tanto de la clasificación de algunas patologías así como de un uso medicinal concreto para su tratamiento, de manera concreta y sistemática no fue hasta unos 400 años A.C. que se puede hablar del origen de la Medicina China con una clara semejanza a la actual, evidentemente con la salvedad de las nuevas apo!aciones tanto empíricas como metodológicas, pues hoy en día en lugar de hacer acupuntura con huesos de animales, existen agujas diseñadas con tales fines, y en lugar de macerar plantas durante semanas o realizar cocciones de horas, existen preparados encapsulados, estos son algunos de los ejemplos ilustrativos del avance, que quizá haya ayudado a la conservación de lo que ha sido reconocido por la OMS como un tesoro para la salud, máxime lo realmente interesante de dicha ciencia es que aunque los materiales usados han experimentado una evolución, la Medicina China en sí continúa realizándose con los mismos principios que hace 2000 años. Es importante situar el origen filosófico de dicha medicina pues resulta imposible entenderla sin estos preceptos. Bien, la Medicina Tradicional China nació de una observación constante de todo lo que acontece al ser humano, la naturaleza, los cambios estacionales, el universo… Los antiguos sabios; médicos, astrólogos, filósofos… observaron que todo el universo tal y como lo conocemos, respondía a una comportamiento similar, que todo lo que nos rodea tiene un movimiento cíclico que comienza con una expansión y vuelve a tornar a una contracción, para volver de nuevo a expandirse, al igual que un pulso. De este modo el pensamiento chino antiguo comenzó a hablar de fuerzas polares, opuestas y complementarias a la vez, fue cuando el famoso término del Yin y Yang vio la luz. Estos conceptos definen simplemente diferentes estados de la materia y del tiempo y que no pueden entenderse si no conocemos ambos, por ejemplo, la noche es Yin, la oscuridad es Yin, la vejez es Yin… pero para que todo esto se catalogue como tal hemos de conocer su estado opuesto: el día, la claridad, la juventud… de este modo, dichos conceptos pueden ser aplicados a cualquier campo, desde la música, la agricultura hasta por supuesto, la propia medicina. Evidentemente no sólo fue este pensamiento el que se utilizó en las diferentes a!es antiguas para un entendimiento integral; “los 5 movimientos, Wu Xing”, los “68 hexagramas, Liu Shi Ba Gua”, los “10 dioses”… proporcionan el cuerpo central de la mayoría de prácticas orientales. Dichos modelos filosóficos aportan un entendimiento holístico e integrado de todo aquello que se puede expresar en el mundo de las formas. En la revolución cultural China, muchas de las a!es y filosofías antiguas fueron abolidas, erradicándolas por completo e incluso eliminando las trazas de su historia, sólo se conservaron aquellas que pudieron adatarse a esa especie de “globalización” por tanto la Medicina China, tuvo que adaptarse a la ciencia moderna integrándola dentro del propio estudio de la Medicina China, lo que pudo haber sido una catástrofe y gran pérdida de conocimiento se tornaba como una gran oportunidad del gran aporte diagnóstico y profiláctico característico de la Medicina Tradicional China, sólo era necesario buscar una correspondencia más pragmática a conceptos tan abstractos como los manejados por los países orientales. Es por esto que hoy día, aunque observemos diagnósticos de Medicina China con juicios clínicos como los siguientes:

insuficiencia de Yin de Hígado… plenitud de Yang… Fuego de Estómago… y puedan parecer jocosos por su lenguaje místico, no es de extrañar que cualquier patología aporte un diagnóstico de esta magnitud como descripción de las causas reales de la enfermedad, mas pensemos que en China, dichos conceptos están a la orden del día y quizá haya sido por la revolución cultural en China que estos conceptos están siendo traducidos a hipofunción hepática, inflamación subyacente epitelial de origen indefinido, o hiperrespuesta enzimática de mucosa gástrica. No vamos a entrar en qué conceptos son más inentendibles, pues a veces preferimos que una persona de bata blanca nos hable así, aunque no entendamos bien lo que nos ocurre. Tan sólo queremos destacar que lo que en su origen fuese una observación del universo y la naturaleza indisolubles al cuerpo humano, hoy día encuentran una explicación o traducción en la ciencia moderna lo cual ha hecho sin lugar a dudas que la medicina china pueda plantearse como unos estudios médicos similares a la Medicina Occidental y de este modo poder aportar una fuente de alto valor empírico a la clínica del S.XXI.

Casos de éxito

Nuestros pacientes son nuestro mejor aval. Te invitamos a que conozcas el testimonio de algunos de ellos.

Preguntas Frecuentes

Todo lo que necesitas conocer de la medicina tradicional china en unas cuantas preguntas. Informate.