fbpx

Tradición China

¿Acupuntura o Medicina China?

La famosa acupuntura, es para muchos desconocedores una técnica china que sirve para perder peso y dejar de fumar, e incluso puede ayudar con algunos problemas musculares, pero para fines mayores carece de eficacia… ¿Qué podemos decir nosotros, estudiosos y amantes de la Medicina China ante estas afirmaciones? Bien pues sería algo así como pensar que la arquitectura sólo se utiliza para diseñar planos u optimizar una reforma, o que el uso de la cirugía plástica sólo se destina a implantes de prótesis, en fin… antes de continuar debemos de dejar claro que la acupuntura NO puede estudiarse de forma individual en las universidades chinas, si, en Universidades, pues allí al igual que en EEUU, es una carrera universitaria, bien pues una vez terminados los 5 años de Medicina China, uno escoge especialidad y por tanto amplia sus estudios en postgrados de Acupuntura, o Tui Na, o Fitofarmacología, durante otros 4 años más y por supuesto queda la residencia, otros 2 años, en total unos 11 años de estudios, tiempo razonablemente necesario cuando hablamos de profesiones que se dedican al abordaje de la salud. La vergonzosa e irregular oferta formativa en España (entre otros países) permite la opción de que cualquier persona, tenga conocimientos de medicina china o no, e incluso carezca de estudios relacionados con la salud, pueda realizar un curso de acupuntura en un fin de semana, o 3 meses, o en 2 años… Es más, ocurre algo tremendamente más trágico, y es que cualquier persona puede impartir este tipo de formación.

Acupuntura en Tradición China. Córdoba
Tratamiento de acupuntura

Evidentemente dichos hechos son consternantes, por ejemplo ¿qué ocurría si una persona sin formación previa sanitaria hiciese un grado de 2 años en cirugía cardiovascular y pudiese sin ningún tipo de problema ejercer la cirugía en igual medida que un cirujano? Los resultados de la practica clínica serían con seguridad desastrosos y algún atrevido diría que la cirugía cardiovascular no sirve para nada, que no funciona. Esta es la triste situación de la medicina china en España. Cuestiones como estas han hecho pensar que la acupuntura es algo separado de la medicina china cuando forma parte indivisible de dicha Medicina, es decir, posterior al estudio de los fundamentos en Medicina China, Historia, Diagnóstico, Anatomía y Cartografía de Meridianos… Se aborda el aspecto del tratamiento y para ello existen diversas herramientas, la más famosa sin lugar a dudas, la acupuntura. Esta técnica milenaria se ha extendido más que el resto por diversos motivos:

  • Es inocua: por supuesto siempre que se realice con un criterio técnico correcto precedido de una adecuada formación, el riesgo de producir lesiones que vayan más allá de un simple hematoma es improbable.
  • Sus efectos son muy rápidos: gracias al estímulo directo al sistema nervioso, los efectos comienzan a notarse de forma muy pronta.
  • Efectos Colaterales: son mínimos, en algunas personas con aversión a las agujas o tendencia a síncope vasovagal puede producir mareo.

No obstante volvemos a insistir, en que practicada por un profesional de la medicina china, los riesgos son prácticamente inexistentes. Es triste sin embargo observar la critica a la acupuntura de manera deliberada en los medios de comunicación, cuando ocurre algún incidente, sin ni siquiera evidenciar la falta de capacitación del “profesional” y tachando por tanto la propia técnica de invasiva o ineficaz. Evidentemente la formación lleva consigo el éxito y la profesionalidad en cualquier parcela de la que hablemos es por ello que los resultados de la acupuntura en España, dictan mucho de lo que se viene haciendo en China desde hace nada más y nada menos que unos 2 MILENIOS, el sólo dato de que una medicina haya sobrevivido durante más 2000 años hace irrisorio pensar que su uso esté destinado a solventar contracturas, perder peso controlar adicciones… Pero claro la falta de regulación en parte de Europa y en España de la acupuntura y la Medicina China, ha traído como consecuencia que los resultados clínicos sean, en muchos casos, precarios. Finalmente nuestro consejo es que busquen profesionales que practiquen Medicina China, pues ellos determinarán que técnica es la más adecuada para según que afección y mediante la derivación a otro profesional o la combinación de varias herramientas, se obtendrá un resultado más que favorable.

¿Te ha gustado este artículo? ¡compártelo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
Linkdin
Share on whatsapp
WhatsApp